Megustastu_copywriterb2bmadrid
Vitalismo

Me gustas tú

Me gustas tú, cabezota, tú que si está en tu mano no aceptas un no por respuesta.
Me gustas tú, tímida, tú que piensas todo antes de hablar.
Me gustas tú, tierna y familiar.
Me gustas tú, que huyes del gentío para disfrutar del tú a tú, o a un vosotros como mucho siempre que te hagan sentir en familia.
Me gustas tú, que si estás triste te levantas aún cuando el corazón esté lleno heridas.
Me gustas tú, que miras a los ojos buscando verdad y la valentía.
Me gustas tú, que mantienes las distancias.
Me gustas tú, que dices me gustas si importar las distancias.
Me gustas tú porque no hay día que no aprendas algo.
Me gustas tú porque perdonas y olvidas pero buscas no tropezar en la misma piedra.
Me gustas tú, dormilona y algo perezosa de vez en cuando.
Me gustas tú que no te saltas un desayuno.
Me gustas tú, aunque a veces tengas la nevera vacía.
Me gustas tú, que siempre andas con el corazón lleno y la cabeza llena de pájaros.
Me gustas tú, solitaria e independiente.
Me gustas tú porque sabes cuando debes volver al hogar.
Me gustas tú porque entiendes que tu mayor bien es tu hogar.
Me gustas tú porque tu hogar se compone de esas personas.
Me gustas tú porque ya no hay persona que pueda hacerte daño.
Me gustas tú, que salvas las distancias si la persona lo merece.
Me gustas tú, observadora y algo sabionda.
Me gustas tú, que te comes la nutella a cucharadas y besas siempre con los ojos cerrados.
Me gustas tú, que te encanta comer con las manos y abrazar bien fuerte.
Me gustas tú porque cambias lo que no te gusta.
Me gustas tú, gustes a quien gustes.


¿Cuándo fue la última vez que te dijiste me gustas?

todaslascartas-copywriter-b2b-madrid
Vitalismo

Todas las cartas jamás enviadas

En 1998 Nanni Moretti rodaba una de mis películas favoritas de su filmografía. No es una gran película, ni siquiera una de sus mejores. Yo soy en la vida muy de quedarme con los pequeños momentos, los que para algunos incluso parecen insignificantes y en las películas me pasa lo mismo. No creo haya visto otra escena más vitalista que la que os compartí en el post 5 Propósitos para una vida. Escena preciosa que forma parte de Aprile junto a esta otra:

En un ejercicio de exhibicionismo emocional quiero emular a Moretti en Hyde Park, pero sin política de por medio. Mi objetivo es hacerte llegar todas mis cartas jamás enviadas. Todas las cartas jamás enviadas pero alguna vez escritas, meditadas o no, pero siempre nacidas en las tripas. No de esas que ya te estás arrepintiendo al escribir sino de las que te arrepientes hasta de no haberlas pensado antes. Sin aliños de miedos, resentimientos o melancolías porque lo sentido se digiere mejor crudo y si es inesperado mejor que mejor. Cartas a corazón abierto y alma cargada, cartas jamás enviadas pero alguna vez vividas o sentidas. Cartas escritas a mano o en teclado de smartphone, de improviso en el metro o en la comodidad de un sofá. Las ideas son como el amor, esquivas si se las intentas poseer pero fieles si sienten que tienen un hogar al que volver.

Quien sabe si tú eres el destinatario de alguna o las acabes sintiendo muy tuyas. Puede que nos separe el espacio, unos años más o menos, los ceros a final de mes… Mi más sincera intención: romper cualquier distancia contigo, porque sentimos, luego existimos y nada más ¿te atreves a descubrirlo?

Deja tu email en el siguiente formulario si quieres recibir una carta al mes. Sólo los suscriptores recibirán ese contenido. No se publicará en la web.



sinaguantarselasganas-copywriter-b2b-madrid
Vitalismo

Sin aguantarse las ganas

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena. Pues que me perdone el refranero popular porque de procrastinadores emocionales está el cementerio lleno. Porque no es lo mismo encontrar el momento justo que el sentimiento te encuentre a ti a por uvas y embadurnado de harina de otro costal. Que sí, que no es fácil, que las mudanzas de verdad te llenan de cajas el recuerdo y el trastero del corazón cada año se hace más pequeño.

De pequeño oías aquello de que sabe más el diablo por viejo que por diablo y llegas a mayor y descubres que hay diablos viejos en el alma, que parecen inmortales en vida y almas inmortales que siempre hubiesen muerto demasiado pronto.

Leer artículo completo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Más información

Las cookies utilizadas en el sitio web tienen, en todo caso, carácter temporal con la única finalidad de hacer más eficaz su transmisión ulterior y desaparecen al terminar la sesión del usuario. En ningún caso se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal.

Cerrar